Propuesta didáctica

Presentación

La propuesta que presentamos es para la etapa de Secundaria (3º y 4º ESO) y Bachillerato (1º y 2º). La propuesta incorpora diferentes sesiones de trabajo para el abordaje de los ejes temáticos considerados claves para incorporar la ética de los cuidados y la sostenibilidad de la vida.

Inicia aproximándonos desde una perspectiva global que introduce los ODS, y nos encamina a visibilizar y poner en valor la centralidad de los cuidados y la complejidad de la cadena global de cuidados, manifestación de la vulneración de derechos de las mujeres que forman parte de esta cadena, como el derecho a migrar, los derechos laborales y los derechos a una ciudadanía plena, por un lado. Por otra parte, insta a cuestionarnos los cuidados en tanto derechos que afectan a toda la sociedad y a todas las personas, haciendo hincapié en aspectos clave respecto a la asunción de responsabilidades, a fin de incidir en la corresponsabilidad (personal e institucional).

Como hemos mencionado, la propuesta se alinea con el ODS4. Educación de calidad, en su meta 4.7, la cual pretende, de aquí a 2030, asegurar que todo el alumnado adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras, mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

La propuesta contribuye también y específicamente al ODS5. Igualdad entre los géneros y empoderamiento de las mujeres y las niñas, y en concreto, a los hitos: 5.1, que propone poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo; 5.2, que pretende eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en el ámbito público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación como la explotación laboral; 5.4, que propone reconocer y valorar los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social, así como a través de la promoción de la responsabilidad compartida en el hogar y la familia.

Enlazando con los cuidados, la feminización de los cuidados en el ámbito productivo, y por tanto remunerado, se desarrolla en un 80% por mujeres, según datos de la OIT, en condiciones muchas veces infrahumanas y, en cualquier caso, en situación de precarización en cuanto a condiciones laborales como el salario, las prestaciones, la extensión de la jornada, o el hecho de que no acostumbren estar acogidas al régimen general de la Seguridad Social, situaciones que amparan la reivindicación de colectivos organizados que piden la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

La situación actual y los datos, tal como introducimos en el apartado de contextualización de los cuidados, aunque siguen obedeciendo a una segregación laboral por razones de género, por la que se tiende a ocupar a las mujeres y los hombres en diferentes trabajos (segregación horizontal) y en varios niveles, categorías o puestos de trabajo (segregación vertical), factores que se reflejan en la brecha salarial de género, en la falta de transparencia de muchas empresas y en la falta de corresponsabilidad en las tareas de cuidados, aspectos que inciden en la configuración y el mantenimiento de un orden y una estructura social desigual e injusta, discriminatoria y que sigue ejerciendo múltiples formas de violencia y ejes de opresión, agravada por la pandemia por el Covid-19, y en las crisis múltiples del sistema, invitándonos a construir una ciudadanía global crítica, comprometida y activa.

En este marco, proponemos las sesiones y el conjunto de actividades para desarrollar un sentido crítico que impulse a la acción comprometida. La realización de una, varias o el conjunto de las sesiones, nos permitirá contribuir al desarrollo de las diferentes competencias en el alumnado, promoviendo un currículo orientado a la ciudadanía global y recogidas en el siguiente cuadro.