Sesión 3. Los cuidados en el mundo. Cuidados desde la distancia

1 a 2 horas

IDENTIFICAR

DESMONTAR

El objetivo de esta actividad es introducir a la reflexión sobre la complejidad y diversidad de los trabajos de cuidados, la importancia y su valor para sostener las vidas y sobre cómo se atienden estas necesidades, configurando cadenas globales de cuidados, una dinámica con repercusiones sobre las condiciones de vida de un colectivo, mujeres migradas, más allá de nuestras fronteras.

A través, principalmente, de testimonios de mujeres que viven en Cataluña y forman o han formado parte de la cadena global de cuidados, buscamos favorecer la reflexión crítica sobre migraciones, discriminaciones, violencias y vulneración de derechos que se vinculan y retroalimentan.

  • Vídeo y proyector
  • Conexión a internet
  • Folios y bolígrafos
  • Texto con las narraciones impresas

DINÁMICA INICIAL

Para introducir la actividad, explicamos que sostener la vida requiere muchos trabajos de cuidados y que hoy nos proponemos tomar un poco más de conciencia de esta variedad y de qué personas y en qué condiciones se desarrollan.

Para ello, nos disponemos en círculo, sentadas e invitamos a dejar volar la imaginación para iniciar con una visualización. Nos damos unos instantes de calma, de encontrar una posición cómoda y relajada, hacer un par de respiraciones profundas, cerrar los ojos y dejar la boca semiabierta, para escuchar atentamente, dejando que las imágenes se vayan presentando.

Nos imaginamos un paseo a media tarde, cerca de un parque conocido desde donde observamos la siguiente sucesión de escenas:

  • Al otro lado de una ventana vemos una mujer cambiando los pañales a un bebé.
  • En un parque vemos una mujer mayor paseando; va acompañada de una mujer más joven.
  • Junto a los columpios, unas mujeres están de charla mientras juegan los niños y las niñas.
  • En la puerta del edificio de al lado, hay otras mujeres esperando.

Vamos saliendo con calma de la visualización, con un par de respiraciones profundas y abriendo poco a poco los ojos. Cuando todo el mundo esté suficientemente consciente, preguntamos:

  • ¿Crees que alguna de estas personas está trabajando?

Ahora, volvemos al estado de calma (ojos cerrados, boca semiabierta, posición cómoda) para visualizar el paseo pero con más atención; observando algunos detalles. Damos algunas pistas:

  • La mujer que vemos al otro lado de la ventana lleva un uniforme de enfermera.
  • La mujer joven que acompaña a la anciana la ayuda y le apoya para llegar hasta el Centro Cívico; no se parecen mucho en el aspecto; no parece que sean familia.
  • Muchas de las mujeres junto a los columpios no se parecen a los niños que tienen cerca. Sin embargo, parece que se quieren mucho.
  • El edificio donde están las mujeres, esperando, es un equipamiento público para niños y jóvenes que apoya a familias con dificultades, donde realizan actividades de ocio y refuerzo escolar para hacer los deberes.

Volvemos a un estado de mayor conciencia poco a poco para introducir la reflexión en torno a las preguntas:

  • ¿Cuáles de estas personas están trabajando? ¿Qué tipo de trabajo hacen? ¿Por qué creéis que sólo hay mujeres? ¿Tiene alguna relación con los cuidados? ¿Con qué tipo de cuidados?

Recogemos una síntesis de las respuestas, para seguir profundizando en torno a las preguntas:

  • ¿Qué has echado en falta en estas escenas? ¿Hay hombres? ¿deberían estar? ¿Qué harían?
  • ¿Hay instituciones y servicios de cuidados? ¿A qué se dedican? ¿A quién se dirigen estos servicios? ¿Por qué?
  • Esta situación ficticia, ¿cómo se da en la realidad? ¿Os habéis parado alguna vez a observar? ¿Cambiaríais algo?

Con las respuestas obtenidas, damos paso a una reflexión sobre las necesidades de cuidados, los diferentes trabajos de cuidados y quien los realiza, para visibilizar su feminización y la necesaria corresponsabilidad, tanto personal como de las instituciones.

Una variante de esta dinámica se puede realizar con técnicas lúdicoteatrales, como el juego de estatuas, que introdujimos en lasesión 2 (de las imágenes a las estatuas). En esta ocasión, organizamos al alumnado en grupos (4-6 personas). A cada grupo, le hacemos entrega, por escrito, de la descripción de una de las escenas detalladas. Podemos incorporar alguna escena provocadora, por ejemplo, describiendo escenas poco habituales y deseables, como que aparezcan hombres cuidadores. Dejamos espacio para la creatividad del alumnado, permitiendo añadir personajes para completar la escena según su criterio. Después de unos minutos para organizar la escenificación, cada grupo representa su escena para el resto, que interpreta lo que ve.

TRABAJO EN GRUPOS Y COLABORATIVO

Para incentivar el trabajo en grupos, pedimos que se configuren grupos de entre 4 y 6 personas. Seguidamente, introducimos la temática diciendo que hoy hablaremos de las condiciones de trabajo de muchas mujeres que trabajan para satisfacer las necesidades de cuidados de muchas otras, con consecuencias que impactan la vida de muchas personas, como veremos seguidamente.

Pasamos a la visualización del vídeo: Paris, je t’aime – Loin du 16e.Al finalizar la proyección del vídeo, animamos a compartir en pequeños grupos:

  • ¿Qué emociones y sensaciones os ha despertado? ¿Cómo es la vida de la protagonista? ¿Qué trabajo hace? ¿Cuánto creéis que cobra por su trabajo? ¿Cómo creéis que se siente?
  • ¿Conocéis a alguien que se encuentre en estas circunstancias? ¿Cómo creéis que se siente? El vídeo está rodado en Francia; ¿se dan estas situaciones donde vivimos? ¿Podríais hacer algo para mejorarlas?

Después de unos 5-10 minutos para la reflexión, exponemos que estas situaciones también suceden en nuestro territorio, como mostraremos seguidamente con la visualización del vídeo que tiene como protagonista a María Osorio, nacida en Bogotá y que trabaja lejos de su origen y su familia, como vemos aquí.

  • ¿Qué emociones y sensaciones os ha despertado? ¿Cómo es la vida de la protagonista? ¿Qué trabajo hace? ¿Cuánto creéis que cobra por su trabajo? ¿Cómo creéis que se siente?
  • ¿Qué os ha llamado más la atención de lo que nos cuenta? ¿Identificáis alguna vulneración de derechos? ¿Tenéis alguna idea de qué hacer para mejorar situaciones como la que describe?

A continuación, explicamos que María es un ejemplo de la Cadena Global de Cuidados, una cadena que afecta a muchas mujeres del mundo y que genera vulneración de derechos. Por ello, muchas mujeres se organizan para tener más fuerza y reivindicar que se respeten estos derechos, como se muestra en este vídeo.

Tras su visualización, lanzamos las preguntas:

  • ¿Qué os ha llamado más la atención de lo que nos cuentan estas mujeres? ¿identificáis alguna vulneración de derechos? ¿Tenéis alguna propuesta de qué hacer para mejorar situaciones como las que describen?

CIERRE

Esta sesión puede generar gran emotividad entre los asistentes, por eso recomendamos destinar unos minutos al cierre. Nos disponemos en círculo, de pie, e invitamos a una rueda verbal para compartir, con una frase, una manera de agradecer los cuidados recibidos, por ejemplo: Yo, (nombre), agradezco (un cuidado) que he recibido de (persona que ha satisfecho mi necesidad de cuidado).

Y SI PODÉIS CONTINUAR...

Si disponemos de una segunda hora, introducimos la actividad con una síntesis de la sesión anterior, para explicar que hoy continuamos indagando sobre las condiciones de vida de estas personas. Para ello, entregamos el siguiente texto (impreso o con acceso al documento), con fragmentos extraídos del libro “La vida en el centro. Voces y relatos ecofeministas”, para su lectura individual, destinando unos 3-5 minutos.

Pasamos a un trabajo por parejas, donde invitamos a compartir emociones y sensaciones con un compañero o una compañera sobre el texto entregado.

Posteriormente, realizamos un ejercicio de creación literaria, simulando que escribimos un correo electrónico. Nos ponemos en la piel de ser el hijo o la hija al otro lado del océano (mitad del grupo) y en la piel de la madre (la otra mitad).

Una variante de esta dinámica puede ser a partir de un juego teatral, escenificando una teleconferencia. La escena se puede trabajar de manera espontánea o con un guión previo.

  • La versión más simple es con dos personas y de manera espontánea.
  • La versión más compleja es trabajar la escena con un guión previo y en grupos, donde cada persona representa un personaje, añadiendo a los principales (madre, hijo o hija en el otro lado del océano) otros, como la abuela, un hermano, la niña que cuida la madre , la señora que cuida la madre … Si optamos por el guión, definiremos personajes y situaciones durante unos 5-10 minutos antes de pasar a escenificar para el resto de compañeros y compañeras.

Cerraremos igualmente, dispuestos en círculo y de pie, con una rueda verbal que recoja, con una frase, un agradecimiento por los cuidados recibidos, siguiendo el esquema: Yo (nombre), agradezco (un cuidado) que he recibido de (persona que ha satisfecho mi necesidad de cuidado).

Nota: InteRed disposa d’una exposició fotogràfica en físic, complementària al video i que podeu demanar a la nostra delegació de Catalunya per tal de portar al vostre centre.

  • La vida en el centro es un libro escrito a tres voces de mujeres: una, introduce un marco teórico ecofeminista al inicio de cada capítulo, otra enumera diferentes calificativos y por último, los relatos, de los que os hemos ofrecido una selección para tratar la temática específica. Muchos, vienen acompañados de ilustraciones. Os animamos a disfrutar de esta originalidad y riqueza expresiva y artística. Es interesante también la historia y visión intergeneracional que se presenta de la vida de una abuela, una madre y una hija que recogen los fragmentos: Lucia, la abuela de Lucía (pág. 87), Lucía (pág. 113). Lucía (pág. 147) y Lucía, la madre de Lucia (pág. 181), textos que se pueden trabajar en el aula para profundizar en la temática.
  • En esta misma web podéis encontrar el documental completo “Al otro lado del cuidado”, con el que puede organizarse una sesión de vídeo foro.