Propuesta didáctica

Itinerario formativo: Adaptable a proyectos de Aprendizaje Servicio con cuidados

Desde InteRed, una de las metodologías que impulsamos es la metodología de proyectos de Aprendizaje Servicio con cuidados (ApS con cuidados), donde vinculamos procesos de aprendizaje vivenciales y significativos con diversas realidades sociales existentes en la comunidad educativa, en el entorno local y en el entorno global.

El Aprendizaje-servicio propone la identificación de cambios posibles y los recursos para conseguirlo. Además, para garantizar el aprendizaje significativo, resulta imprescindible darle sentido y conectarlo con las experiencias vitales del alumnado, especialmente las que tengan que ver con su realidad como sujetos de derechos y de responsabilidades , y con las relaciones de poder y de cuidado a las que participan.

El APS, como práctica educativa transformadora, también se configura como una propuesta idónea para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dada la variedad de temáticas que puede abordar un proyecto.

En un APS, las acciones de servicio abren a las propuestas del alumnado ya sus inquietudes, un aspecto que permite incentivar la motivación y la creatividad y contribuir con la meta 4.7. los ODS. Así, cualquiera de las actividades que proponemos a las sesiones puede convertirse, de una experiencia de aprendizaje, a una experiencia de aprendizaje servicio, siempre que añadimos el componente de acción (servicio) vinculada al contexto concreto de nuestra comunidad educativa y partiendo de la identificación de las necesidades del territorio.

Si, además, lo hace conectando, más allá del aula, con entidades y organizaciones que trabajen la realidad sobre la que centraremos la intervención, potencia así la generación de vínculos y de ciudadanía global transformadora. El ApS sale del centro para formar parte de la comunidad. Es decir: hay que poner intención en detectar necesidades reales en el entorno y propuestas de acción y movilización, estableciendo vínculos con otras entidades y organizaciones con las que compartir y abrir la mirada para entender nuestra realidad.

Esta metodología propone acciones para atender necesidades sociales reales, aspecto clave que invita a salir de la escuela y echar un vistazo al mundo con perspectiva local y global, dotando de sentido social las acciones a realizar. O sea, procuramos que sea funcional para las capacidades del alumnado y a la vez funcional a las necesidades de la sociedad, nutriendo su transformación. Incentivamos al alumnado en la investigación para responder a:

  • ¿Qué necesidades identificáis en nuestro entorno?
  • A qué personas o colectivos les afectan? ¿podemos identificarlos y definirlos?
  • Estas necesidades, ¿están relacionadas con derechos vulnerados? ¿con cuales?
  • ¿Podemos incidir sobre estas necesidades y derechos vulnerados?
  • ¿Qué entidades trabajan en este ámbito en vuestro entorno?
  • ¿Podéis establecer algún tipo de colaboración o de intercambio? ¿Cómo lo propondríais?

Quizás identificar las necesidades del entorno requiere incentivar y facilitar el análisis del contexto inmediato, o quizás ya tenemos identificadas estas necesidades. Este es un punto importante para tener un diagnóstico y poder empezar. Responder al resto de preguntas nos permite elaborar un mapeo, conocer los diferentes agentes del territorio que tienen intervenciones en el mismo ámbito y establecer colaboraciones, incentivando la investigación entre el alumnado. En definitiva, vincular el centro educativo con el entorno y su realidad en clave de agente activo del territorio.

Para facilitarlo, hemos incorporado una sesión específica (sesión 6), centrada en la elaboración de este mapa de entidades y de iniciativas a las que podemos identificar, conocer y colaborar, sumándonos.

Recordar que la propuesta didáctica incluye sesiones identificadas con un icono de actuar, que fácilmente le permiten diseñar proyectos en clave de aprendizaje-servicio. También los retos, donde incentivamos especialmente la investigación, pueden entenderse como un paso más en esta dirección. Además, la propuesta de los retos, con una proyección más allá del aula, también ofrece herramientas para un diagnóstico de la situación y un acercamiento a la realidad de nuestro territorio.

En todo caso, para desarrollar un proyecto de APS con cuidados, recomendamos llevar a cabo un mínimo de 4 sesiones para la fase de aprendizaje. En este caso, proponemos desarrollar la sesión 2. “Cuidar es otra historia”, de introducción a los cuidados; la sesión 3. “Los cuidados en el mundo. Cuidados desde la distancia”, de trabajo en torno a la cadena global de cuidados, y la sesión 4. “Una de cómics. La herencia”, orientada a cuestionarnos en nuestro cotidiano. Para desarrollar servicios, la recomendación es desarrollar una acción de servicio con la sesión 6. “Actúa como ciudadanía global” y la 7. “¡Actúa! Vinculado desde tu territorio”. Cualquiera de los retos propuestos (“Escuchando las mujeres”, “Imagina el día que el mundo no conozca fronteras” y “Los cuidados del planeta tienen rostro de mujeres”) complementa estas acciones y proporciona elementos para implicar a la comunidad educativa ya otros agentes del territorio, generando sinergias y opciones de servicios.

Si disponéis de suficiente tiempo, la recomendación es desarrollar el conjunto de sesiones con el fin de vincular el trabajo en el marco de los ODS y la Agenda 2030, así como el reto 3: “Los Cuidados del Planeta tienen rostro de mujeres”, vinculado a la sostenibilidad ambiental y el logro del ODS 13.

Como metodología abierta, las posibilidades que ofrece el Aprendizaje Servicio se ven influenciadas por las motivaciones e inquietudes de los participantes y de su vínculo con el entorno y con otros agentes, por lo que los servicios pueden adquirir una diversidad de formas de accionar y interactuar, incorporadas en la propuesta con un gran abanico de posibilidades. Os animamos a valorarlas, explorarlas y crear otras nuevas.

Para inspirar la investigación y las sinergias, hemos incluido un conjunto de experiencias que pueden facilitar la identificación del contexto y de diferentes agentes que actúan en el ámbito de los cuidados. La recomendación, sin embargo, es partir de vuestra realidad y vuestro entorno.